martes, 25 de marzo de 2014

7 postores disputan la concesión del aeropuerto de Chinchero

Según e Diario El Comercio los postores de Corea, Francia, Alemania y Estados Unidos estan interesados en terminal aéreo cuya adjudicación se dará el 25 de abril

Siete postores están interesados en la concesión del nuevo Aeropuerto Internacional del Cusco en Chinchero (AICC), en Cusco, cuya buena pro se daría a conocer el próximo 25 de abril, según anunció hoy Carlos Paredes, ministro de Transportes y Comunicaciones (MTC).

De acuerdo con las declaraciones del ministro Paredes, empresas de Corea del Sur, Francia, Alemania y Estados Unidos formarían parte de los participantes de la licitación que se encuentran interesados en el proyecto.

Durante su presentación en la Comisión de Presupuesto del Congreso de la República, Paredes recordó que el postor ganador se hará cargo del diseño, construcción, financiamiento, operación y mantenimiento del aeropuerto. Esto debido a que el Estado no transferirá al concesionario la propiedad de los terrenos ni de las instalaciones del aeropuerto,  las que permanecerán a título del MTC.

“El postor que pida menos cofinanciamiento al Estado, será el que ganará la concesión. El concesionario pondrá el monto íntegro necesario para construir el aeropuerto, pero una parte la recuperará a través del cofinanciamiento del Estado, y la otra, esperamos la gran mayoría, con los ingresos generados con la operación del aeropuerto”, explicó Paredes.

AEROPUERTO NECESARIO

Cabe recordar que el Aeropuerto Internacional Velasco Astete (AIVA), ubicado en Cusco, es el segundo terminal aéreo de mayor afluencia en el Perú y a la fecha, no estaría preparado para responder las expectativas de crecimiento sostenido de viajeros: solo el 2013, atendió a 2,3 millones de pasajeros. Por ello, el ministro alertó la necesidad de apresurar la concesión del aeropuerto de Chinchero, ya que el actual terminal cusqueño estaría llegando a su nivel de saturación.

Finalmente, el Comité de la Agencia de la Promoción de las Inversión privada en Proyectos de Infraestructura Vial, Infraestructura Ferroviaria e Infraestructura Aeroportuaria ha previsto que el 8 de abril será la fechá máxima para presentar modificaciones en la conformación de consorcios.

La construcción del aeropuerto de Chinchero desarrollara el turismo en Perú, aumentaran las visitas a Cusco, Machu Picchu.

jueves, 20 de marzo de 2014

Gobierno propone cambios de ley para no afectar proyecto del aeropuerto de Chinchero

Según el portal Infotur Perú, El Poder Ejecutivo envió al Congreso de la República, con carácter de urgencia, un proyecto de ley que busca dar una solución a las complicaciones que afronta el Gobierno Regional del Cusco en la expropiación de predios necesarios para el proyecto de construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero.

La adjudicación del proyecto será el próximo 25 de abril, fecha en la cual la autoridad cusqueña debe haber entregado la totalidad de predios al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), según la ley que declara de necesidad pública la expropiación de inmuebles para la ejecución de la obra.

Al haberse presentado dificultades para cumplir con el plazo, el Gobierno propone un cambio en el contrato, estableciendo que el Gobierno Regional del Cusco tenga que resolver la situación como máximo dentro de los 18 meses contados desde la suscripción del contrato.

Cabe resaltar que estas trabas se deben a las torres de alta tensión, pozos sépticos, entre otros, cuyo retiro demandará un plazo adicional, y que requiere la coordinación de diversas entidades.

Con la construcción de este aeropuerto, las visitas a Cusco y Machu Picchu se veran incrementadas, los paquetes turísticos a Perú tendran un increible aumento y el turismo en Perú se vera beneficiado.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Chinchero: Aeropuerto que preocupa

Según la Agencia de Noticias Andina, luego de la protesta que la semana pasada en Cusco movilizó a 50 mil personas aproximadamente, y que pasara desapercibida en los medios de comunicación capitalinos, hicimos un recuento de las razones de dicha movilización. Entre ellas nos llamó la atención la referida a la construcción del aeropuerto internacional en el distrito de Chinchero, provincia Urubamba, en el Valle Sagrado de los Incas del Cusco, toda vez que se trata de un proyecto que antes de unir, ha dividido la opinión pública y de expertos, con serios cuestionamientos. Aquí, los datos:

El aeropuerto internacional de Chinchero sería construido sobre el territorio de tres comunidades campesinas quechuas, Yanacona, Ayllopongo y Raqchi Ayllu, las cuales desaparecerían si construye esta mega obra.

Asimismo, afectará las lagunas que hay en la zona, que son fuentes de agua para el Cusco y el Valle de Urubamba, así como las aguas subterráneas que existen bajo estos territorios, la cadena de nevados en la zona y las tierras agrícolas lo cual representa, otro impacto importante para la vida de los campesinos porque sus actividad y forma de vida dependen de las mismas. Además, y no menos importante, es el hecho de que estas poblaciones son portadores una tradición prehispánica de tejidos, con técnicas e iconografías ancestrales que mantienen vivas hasta el día de hoy. Existen además importantes monumentos en la zona que también se verían afectados, como son los monumentos arqueológicos y la iglesia de Chinchero, importante patrimonio histórico del país. Con este aeropuerto se calcula la llegada a la zona de 5 millones de turistas al año y sería, además, un terminal de carga y descarga de comercio.

Sin embargo, existe una posibilidad de no afectar la vida de estas poblaciones, ni el medio ambiente ni el patrimonio, que no se contempla por ciertos intereses que buscan que el proyecto del aeropuerto en Chinchero se lleve a cabo de todas maneras. La alternativa es construir el aeropuerto en la pampa de Occoruro que se encuentra en la provincia de Paruro. Se trata de un terreno eriazo donde no hay poblaciones y existe la disponibilidad del Municipio de brindarlo para esta obra. De esta manera, no sólo se evitaría afectar a las comunidades antes mencionadas, sino que se daría una oportunidad para esta zona aislada y empobrecida de formar parte de los circuitos turísticos, con lo cual se contribuiría también a descongestionar el Valle Sagrado, ya bastante afectado por la falta de regulaciones en la zona. Tengamos en cuenta además, que la UNESCO ha recomendado controlar el acceso a Machu Picchu, toda vez que la cantidad de turistas a diario está empezando a generar perjuicios. Además, la pampa de Occoruro se encuentra casi a la misma distancia de la ciudad de Cusco que Chinchero (40 minutos aproximadamente).

El proyecto del aeropuerto internacional de Chinchero ha tenido diversos detractores, sin embargo han sido siempre sometidos a la contracampaña de medios de comunicación poderosos que respaldan al proyecto. Es el caso de la congresista Verónika Mendoza, quien planteó su preocupación por este proyecto pero fue víctima de insultos por parte de cierta prensa local que la tildó de traidora. Nadie más se ha atrevido a manifestarse en contra de un proyecto que, como vemos, generará más perjuicios que beneficios. Pero además, la Asociación de Pilotos del Perú se opone al proyecto con argumentos técnicos. Ellos aseguran que el área para la construcción del terminal ha sido mal elegida por las condiciones topográficas de la zona y que se está realizando el proyecto de forma errónea lo cual no garantiza la calidad del servicio ni la viabilidad del proyecto.

Hay quienes argumentan que el aeropuerto debe construirse en Chinchero porque los estudios ya se encuentran avanzados, sin embargo esto tampoco es del todo cierto. En su mayoría, se trata de estudios realizados a fines de la década de 1970 e inicios de la de 1980, lo cual indica que a la fecha no tienen validez. Se trata, nuevamente, de ciertas corporaciones, vinculadas al turismo en la región, interesadas en que el proyecto se desarrolle con premura por su ubicación en el Valle Sagrado y en la ruta hacia Machu Picchu.

Siendo nuestro patrimonio uno de nuestros mayores valores como país, y considerando lo antes mencionado, creemos que hace falta un pronunciamiento del Ministerio de Cultura y del Ministerio del Ambiente frente a este proyecto que tiene, además, a la región del Cusco dividida y que representa una amenaza para las poblaciones campesinas y para nuestros recursos. La intención debe ser fomentar el desarrollo turístico del país, pero beneficiando a la población, sobre todo a la más vulnerable, y protegiendo, como debe ser, nuestro patrimonio arqueológico, cultural y el medio ambiente.



Con la construcción de esta mega obra, los viajes a Perú, los tours a Machu Picchu se verán incrementados, las reservas de hoteles enCusco, los paquetes turísticos Perú , las vacaciones en Perú, el Camino Inca y el turismo en Perú favorecidos.