domingo, 17 de febrero de 2019

Chinchero: Es hora de sumar esfuerzos

Por Juan Stoessel para Peru 21.- Digámoslo claro: el aeropuerto de Chinchero es imprescindible para el desarrollo del turismo en Perú. Por eso, cuando se inició el movimiento de tierras, quienes apostamos por el gran objetivo de convertirnos en potencia turística mundial lo tomamos como motivo de alegría.

Sin embargo, donde debería primar la información antes que la desinformación, empiezan a asomar voces discordantes que no conocen la realidad del proyecto ni su gran impacto positivo.

Desmitifiquemos. Dicen que la altura y los vientos no permitirían a los aviones aterrizar, que allí hay importantes restos arqueológicos, que la afluencia desmedida de turistas afectaría la zona. Es importante recalcar que ninguno de estos cuestionamientos ha demostrado tener fundamentos sólidos. Lo concreto es que el sitio fue escogido por expertos, bajo estrictos criterios técnicos, basados en la idoneidad del lugar. Quienes apoyamos esta obra lo hacemos porque nos consta que es en beneficio del turismo. Si viéramos perjuicio, seríamos los primeros en alzar la voz.

¿Chinchero es un proyecto que puede perfeccionarse? Por supuesto. Y nos toca exigirlo. Nuestra meta es que sea un aeropuerto 100% ecológico siguiendo el excelente ejemplo del aeropuerto de Galápagos que cuenta con certificación LEED, asegurando que se proteja la zona de amortiguamiento para preservar la integridad del paisaje. Que la construcción se mimetice con el entorno, que se diseñen nuevas vías de comunicación con la ciudad de Cusco y el Valle Sagrado de los Incas (lo ideal sería un tren de cercanías). Si algo nos enseña nuestra historia milenaria, es que unidos somos capaces de edificar obras magníficas. ¡Saquemos adelante Chinchero con esa misma visión!

No hay comentarios:

Publicar un comentario